+34 951 535 949

info@albit.es

Pol. Ind. Santa Cruz, Calle Gitanilla 17, 29004, Málaga

Top

Hortalizas de raíz

ALBIT España / Cómo aplicar / Hortalizas de raíz
ALBIT para Lechuga
Hortalizas de hojas
Anterior
Hortalizas de tallos y peciolos
Siguiente

Hortalizas de raíz

(nabo, rábano, remolacha de mesa, zanahoria)

ALBIT para Zanahoria

ALBIT® es un bioactivador de última generación con 6 patentes registrados, de origen biológico, que reúne 7 efectos en un solo producto:

Combate el estrés térmico, el hídrico y el causado por daños mecánicos

Reduce los efectos fitotóxicos de los plaguicidas

Estimula el crecimiento y desarrollo de la planta. Potencia el sistema radical

Incrementa la resistencia a las condiciones de sequía, de calor o de escasez de riego

Aumenta la extracción de los nutrientes por parte de las plantas

Incrementa el contenido de vitaminas en hasta un 25 % y reduce el contenido de nitratos y nitrosaminas en los frutos en hasta un 26 %

Resultados de hasta un 15 % menos de pérdida en tus cosechas de las hortalizas de raíz.

Modo de aplicación

Para conseguir los mejores resultados posibles, se recomienda tanto el tratamiento de las semillas como las aplicaciones foliares con ALBIT® de acuerdo con las instrucciones de la tabla.

Tratamiento de semillas.

Tratar las semillas con la solución de ALBIT® y los fungicidas, o de ALBIT® solo con agua para aumentar la germinación en hasta un 12 % y proteger contra las enfermedades.

Tratamiento de plantones.

Tratar los plantones antes de la plantación con la solución de ALBIT® y los fungicidas, o de ALBIT® solo con agua. De este modo, reducirá el estrés causado por el trasplante y acelerará el enraizamiento y el desarrollo de la planta.

Aplicación foliar.

Aplicar de modo foliar, de manera que los tratamientos de ALBIT® coincidan con los planificados de los productos fitosanitarios.

Compatibilidad. Inocuidad.

ALBIT® es compatible con todos los productos: fungicidas, insecticidas, herbicidas y abonos foliares.

Residuo cero, completamente inocuo para los seres humanos, plantas y abejas. NO contiene microorganismos vivos.